1. Toallitas húmedasGracias a las inspecciones de tuberías en Zaragoza que realizamos en nuestra empresa hemos podido comprobar cómo muchos atascos que se producen en algunos hogares están motivados por los objetos que se arrojan al inodoro. Uno de los que deberías evitar tirar por él son las toallitas húmedas o las toallitas desmaquillantes. Además de no ser tan respetuosas con el medio ambiente como dicen sus fabricantes, pueden provocar atascos y dañar el sistema hidráulico de las redes de saneamiento.
  2. Pinturas y disolventesA lo largo de nuestra trayectoria realizando inspecciones de tuberías en Zaragoza hemos podido comprobar cómo las pinturas y los disolventes son otros de los elementos que se arrojan con total impunidad por el váter. No sabemos si por desconocimiento o por comodidad, muchas personas arrojan los restos de pinturas, disolventes o barnices cuando terminan su faena sin ser conscientes de que además de dañar el interior de las tuberías, están provocando un nefasto efecto en los hábitats acuáticos.
  3. MedicamentosEstos son otros de los objetos que jamás debes arrojar por el inodoro. Si te encuentras con una caja caducada, llévala a tu farmacia o a un punto limpio pero no arrojes su contenido por el váter ya que puede causar importantes daños a los organismos acuáticos e incluso alteraciones en los seres vivos marinos a los que puedan llegar desde las tuberías de tu hogar.
  4. Aceite de cocinaLa solución a no verter el aceite usado por el fregadero no es precisamente hacerlo por el inodoro. El aceite usado en la cocina puede dañar seriamente las tuberías ya que se queda pegado a sus paredes provocando obstrucciones, impidiendo la salida de gases y causando en muchas ocasiones, malos olores. Acostúmbrate a reciclar el aceite usado.
  5. Bastoncillos, compresas, tampones y productos de higiene íntima de celulosaDesde Limpiezas y Alcantarillados Fernández hacemos un llamamiento para que se disponga de papeleras en los cuartos de baño que impidan arrojar estos objetos por los inodoros. Además de resultar muy poco respetuoso con el medio ambiente, estos productos pueden provocar importantes atascos en las tuberías, de ahí que lo más adecuado es que los deposites en tu bolsa de basura orgánica